El pasado 21 de noviembre entró en vigor el Acuerdo Comercial y Protección entre la UE y Singapur. Con estos acuerdos, se conseguirá que las relaciones bilaterales entre ambas partes alcancen un nuevo nivel, creándose más oportunidades y fomentar la creación de nuevos puestos de trabajo para las empresas de la Comunidad y del país asiático.

Entre los diferentes aspectos acordados, podemos destacar la supresión arancelaria o las diferentes medidas jurídicas que pretenden mejorar la protección de los bienes  y servicios.

El pasado jueves entró en vigor el acuerdo comercial entre la Unión Europea y Singapur, presentado por la Comisión Europea al Consejo el 18 de abril de 2018. La negociación de este acuerdo se llevó a cabo paralelamente con la negociación de un Acuerdo de Colaboración y Cooperación, que será firmado en un futuro próximo.

Con la firma de estos acuerdos, se intensificará el compromiso de la UE con Asia Sudoriental. Son los primeros acuerdos bilaterales de comercio celebrados entre la UE y un Estado miembro de la Asociación de Naciones de Asia Sudoriental (ASEAN). La firma constituye un gran paso para conseguir el objetivo propuesto por la UE de conseguir acuerdos con la ASEAN.

Los acuerdos alcanzados con Singapur es un buen punto de partida para continuar con ese objetivo. De hecho, la UE está en negociaciones con países como Malasia, Tailandia, Filipinas o Indonesia.

Relaciones bilaterales UE – Singapur

Las relaciones entre la Unión Europea y Singapur son excelentes. El país asiático es, con gran diferencia, el mayor socio de la UE en la ASEAN.

Singapur representa casi un tercio del comercio de bienes y servicios entre la UE y ASEAN, y más del 65% de las inversiones entre los dos territorios, con un valor de 53.000 y 44.000 millones de euros, respectivamente.

Las más de 10.000 empresas que están establecidas en Singapur, utilizan dicho país como plataforma para abastecer con sus productos  a toda la cuenca del Pacífico.

Por último, decir que es el primer destino de las inversiones europeas en Asia.

El Acuerdo Comercial UE – Singapur 

El Acuerdo Comercial entre la UE y Singapur es uno de los primeros acuerdos bilaterales de «nueva generación». Además de la habitual eliminación de los derechos aduaneros y las barreras no arancelarias para el comercio de bienes y servicios, este acuerdo contiene importantes disposiciones sobre propiedad intelectual, liberalización de inversiones y desarrollo sostenible.

El Acuerdo establece las condiciones para que las empresas de la UE aprovechen plenamente las oportunidades creadas en Singapur como plataforma de negocios y transporte de Asia.

A continuación, vamos a tratar de desgranar los puntos más significativos del acuerdo:

1. Eliminación de aranceles aduaneros

Singapur elimina todos los aranceles que todavía se aplicaban a diferentes productos de la UE, como eran las bebidas alcohólicas y la cerveza. Se comprometen a mantener, sin cambios, el actual acceso libre de derechos para el resto de productos europeos.

El 80% de las importaciones realizadas por Singapur, entrarán en la UE libres de derechos. El resto, los aranceles europeos irán eliminandose en un plazo de 3 a 5 años.

Con esta supresión, los sectores beneficiados serán los electrónicos, farmacéuticos y los productos agrícolas.

2. Eliminación de las barreras técnicas y no arancelarias para el comercio de mercancías.

Se eliminan los procedimientos de ensayo de conformidad duplicados en lo que respecta a la seguridad de los productos electrónicos. Con este acuerdo entre UE y Singapur, si un producto es considerado seguro en la Unión Europea, también tendrá que ser considerado seguro en Singapur.

Se eliminarán, también, las evaluaciones de conformidad de terceros obligatorias para los sistemas de seguridad, dando prioridad a otras formas de evaluación como puede ser la declaración de conformidad emitido por el proveedor.

3. Protección de los derechos de propiedad intelectual

La UE y Singapur ya tienen instaurados sistemas para proteger y hacer respetar los derechos de propiedad intelectual. con el Acuerdo Comercial, se consolidan dichos sistemas y se establecen las normas básicas para hacerlos respetar.

Los titulares de estos derechos podrán obtener ayuda de las autoridades para retener productos de marca o protegidos que estén falsificados o pirateados.

Por otro lado, se reforzará el actual régimen de Indicaciones Geográficas (IG) mediante la constitución de un sistema de registro de IG. Con ello, aproximadamente 190 IG para vinos, bebidas espirituosas y determinados productos agrícolas, recibirán una protección equivalente a la de la UE.

4. Compromiso con el desarrollo sostenible

El acuerdo tiene como objetivo intensificar la contribución del comercio y la inversión al desarrollo sostenible. En él se incluyen las cuestiones de responsabilidad social de las empresas, los sistemas de garantía (iniciativas de etiquetado ecológico y comercio justo) y la gestión sostenible de los recursos naturales.
Si quieres conocer toda la información acerca del Acuerdo Comercial entre UE y Singapur, puedes visitar los siguientes enlaces: