Una página web y un blog no son lo mismo. Las páginas web pueden tomar muchas formas, entre ellas, la de un blog. Por ello, los blogs son siempre páginas web, pero no al revés. Para aclararnos un poco, veamos un ejemplo. En una web corporativa cualquiera, la página de inicio y todos aquellas otras que no se actualizan constantemente son páginas web. En cambio, las páginas que contienen artículos de información o de opinión que no son estáticos, es decir, se van actualizando, se consideran un blog. En este post vamos a definir ambos conceptos y a analizar cuándo es recomendable tener un blog dentro de la página web de tu empresa.

Definición de página web y blog

Una página web es un documento con información electrónica, que puede ser texto, imágenes o vídeo, adaptado para ser accesible en la World Wide Web (www). Su principal característica es la conexión con otras páginas web dentro de la World Wide Web mediante enlaces y vínculos. Estas conexiones son las que crean la red que es Internet.

Las páginas web suelen ser estáticas. Esto quiere decir que el contenido es estable y no se actualiza muy a menudo. Además, las webs se suelen organizar por páginas o secciones, que incluyen, en muchas ocasiones, el blog.

Un blog es un tipo de web con dos características principales. La primera y más importante es que los blogs son un medio dinámico de información. Esto quiere decir que el contenido debe ser actualizado de forma constante. Dicho contenido, se presenta ordenado cronológicamente y debe incluir la fecha de publicación, para que el usuario sepa que la información está actualizada. La segunda característica importante es que, en los blogs, por lo general, el contenido está muy focalizado en una temática concreta. Además, los blogs aparecen clasificados por temas o etiquetas, para facilitar el acceso a la información.

El blog nació bajo la idea de crear un diario personal online en el que su autor o autores pudieran compartir sus experiencias e intereses. A día de hoy, muchos blogs tienen una finalidad informativa e incluso se utilizan como herramienta de marketing en las empresas.

Diferencias entre una página web y blog

Una vez hemos definido los conceptos de blog y página web, podemos pasar a analizar las diferencias entre ambos. Las diferencias principales sonlas siguientes:
  1. El blog necesita actualizaciones frecuentes de su contenido, mientras que la página web puede ser estática.
  2. Un blog es mucho más sencillo de crear y mantener que una página web, pero debes tener en cuenta que primero hay que tener una página web para poder crear un blog. Una forma fácil de crear una página web atractiva y funcional es a través de gestores de contenidos como WordPress.
  3. Con un blog se busca crear una comunidad de lectores y acercarnos en nuestras relaciones con los clientes, dándoles la posibilidad de escribir comentarios y opiniones.
  4. Los blogs necesitan una dedicación mucho más alta que las páginas web. El contenido debe mantenerse actualizado para atraer a los lectores. Las webs, una vez creadas, no hay necesidad de modificarlas. Por ello, es recomendable invertir esfuerzos en crear una página web bien optimizada, ya que sólo tendrás que crearla una vez.

Blog o Página web, ¿Qué es más recomendable?

A estas alturas te estarás preguntando qué es más recomendable: tener simplemente una página web, o añadir un blog. Por ello, vamos a contarte las ventajas que supone para tu empresa incluir un blog en tu página web:
  • Crear y gestionar un blog es sencillo; solo requiere una persona encargada de actualizar el contenido.
  • Te permite compartir información relevante con tu audiencia.
  • El contenido de un blog es idóneo para compartir en redes sociales y complementar tu estrategia de marketing.
  • Al tratarse de contenido organizado y actualizado, ayuda a posicionar mejor la web de tu empresa en Google.
  • Gracias a la posibilidad de añadir comentarios, invita a la interacción de los usuarios con tu empresa, algo muy importante para fidelizar clientes.

Tipos de blog

El siguiente paso es elegir qué tipo de blog queremos tener, dependiendo de nuestro objetivo. Estos son algunos de los tipos de blog que podemos crear:
  • Blog personal: Son una forma de compartir tu opinión sobre cualquier tema, en formato de diario. Dado este carácter personal, no suelen utilizarse en las empresas.
  • Blog profesional: Su objetivo es promover nuestra marca y nuestros productos mediante artículos sobre temas relacionados con nuestro negocio. Mezcla el carácter personal con la promoción de productos y servicios. De este modo, su objetivo es crear una conexión con el lector para que este se interese por lo que ofrece la empresa.
  • Blog corporativo: Tipo de blog cuyo objetivo es compartir información de interés para el público, relacionada con la actividad de la empresa.Con este tipo de blog, la empresa comparte sus valores y demuestra sus conocimientos sobre el mercado en el que actúa. Así, la finalidad última de este tipo de blog es mejorar la imagen y la relación de la empresa con sus clientes actuales o potenciales.

El Blog como estrategia de marketing

En cuanto al uso de páginas web y blogs como estrategias de marketing, se puede decir que los blogs tienen una finalidad mucho más concreta que las webs: interactuar con los usuarios (este tipo de marketing se conoce como inbound marketing). Un blog es un medio para que tus clientes te conozcan más y consigas generar más confianza. Además, la posibilidad de que tus clientes te den respuesta través de comentarios que te permitirá saber qué debes mejorar para aumentar tu clientela.

Antes de lanzarte a crear un blog debes tener en cuenta algunos aspectos:

  • Debes analizar tu negocio y tu mercado, para saber si un blog puede aportar valor a tu empresa.
  • Tienes que saber si las personas buscan información de negocios como el tuyo en Internet.
  • Debes tener y recursos para crear y mantener un blog actualizado.
  • Tienes que saber que un buen blog necesita horas de trabajo para poder sacarle partido.
  • Debes saber que un blog es una estrategia de marketing a medio plazo, por lo que no esperes resultados inmediatos.

Teniendo todo esto en cuenta, podemos concluir que un blog es el mejor complemento para la página web de una empresa, siempre y cuando esté trabajado correctamente. Tanto si buscas posicionarte mejor en Google, como si tu objetivo es acercarte más a tus clientes, un blog es una herramienta sencilla que puede ayudarte a expandir tu negocio.