El comercio electrónico está creciendo a pasos agigantados. Pero en China va mas allá. Es el país más desarrollado en cuanto a comercio electrónico se refiere. No obstante, hay que decir que el modelo de comercio online no funciona como los del resto del mundo. Entrar a comercializar de manera electrónica en este país es menos costoso y más ágil, pero no es sencillo, es algo mas caro y exige una dedicación por parte de la empresa exportadora. De llevar a cabo una buena estrategia de entrada en este mercado, la recompensa sería unos volúmenes de ventas considerables.

¿POR QUÉ CHINA?

El 58% de los usuarios chinos, es decir, 829 millones, realizan compras a través de dispositivos electrónicos. Esta cifra, a pesar de ser un dato sorprendente, lo realmente increíble es que esta cifra se espera que siga creciendo año tras año.

Gran parte de la culpa la tiene el Gobierno chino. En 2014, se dio una vuelta de tuerca. Se pasó de un modelo económico basado en las exportaciones, a un modelo enfocado hacia el consumo interno.

El poder adquisitivo de la clase media aumentaba y con ella aumentaba la demanda de productos de mayor calidad. Es ahí donde el gobierno chino intervino desarrollando una serie de medidas. Entre ellas, las dedicadas a establecer y fomentar el Crossborder e-commerce, el comercio electrónico transfronterizo con china.

¿QUÉ ES EL CROSSBORDER E-COMMERCE?

El Crossborder e-commerce (CBEC) es la comercialización vía online de productos entre dos partes alojadas en diferentes países. Además, no solo se limita a la plataforma web, sino que engloba los procesos de logística, marketing, pasarelas de pago, etc.

Este tipo de comercio tiene como objetivo favorecer la importación de productos extranjeros, ya que los consumidores chinos perciben estos productos como seguros y de mayor calidad.

Por lo general, para llevar a cabo operaciones de exportación a través del comercio tradicional requería de una entidad establecida en China, quien se encargaba de todos los tramites fiscales y de importación al país. Por el contrario, con la modalidad B2C de comercio electrónico transfronterizo, no es necesario tener presencia física en el país, ni contar con ningún intermediario.

CONSIDERACIONES A TENER EN CUENTA PARA VENDER A TRAVÉS DEL CBEC:

  • No se requiere establecer una empresa en China.
  • No se requiere registrar el producto como con el comercio tradicional, donde era obligatorio obtener el certificado por la China Food and Drugs Administration.
  • Régimen fiscal favorable, gracias a la exención arancelaria y a una tributación del 70% del IVA.
  • Comprobación y control en todo momento de las operaciones realizadas.
  • 321 categorías de producto componen la lista positiva disponibles para vender vía Crossborder.
  • No están permitidas las operaciones B2B. Solamente se permiten plataformas B2C y B2B2C.
  • Límite de 5.000 yuanes para transacciones individuales y de 26.000 yuanes por persona al año. Gastos de envío e impuestos excluidos.
  • Necesario registrar la marca en china, incluso antes de abrir la tienda online.

 

Además, el gobierno chino ha potenciado este tipo de comercio implantando zonas piloto donde poder simplificar los trámites logísticos y de aduana.

ZONAS PILOTO O FRANCAS

Son zonas diseñadas específicamente con el objetivo de permitir a las diferentes plataformas de comercio electrónico comprar gran cantidad de productos de países extranjeros.

Los productos son importados y almacenados en una zona aduanera especial, siendo supervisada antes de ser enviada a los consumidores. En china hay 35 zonas piloto para el Crossborder e-commerce.

Entre sus beneficios destacan:

  • Procesos legales y financieros más ágiles y rentables.
  • Existencia de almacenes aduaneros.
  • Movilidad de las mercancías entre las zonas piloto sin necesidad de pagar impuestos ni aranceles.

ESTRATEGIA DE ENTRADA AL CROSSBORDER ECOMMERCE

Para los que no lo sepan, las plataformas como Amazon, Google, Facebook, etc. no son utilizadas en China. Este país cuenta con su propio sistema de plataformas y redes sociales para el comercio y comunicación. Baidu, Wechat, Weibo o Youku son las plataformas y redes sociales más utilizadas, pero no son las únicas. Debido a la gran variedad de plataformas existentes, es recomendable tener presente ciertos criterios a la hora de seleccionar la plataforma (inversión inicial y riesgo, Control de la información y política comercial, posicionamiento del producto, etc.)

Con carácter general, las marcas extranjeras que venden sus productos a través del Crossborder, utilizan dos formas:

A través de un Marketplace

Plataformas con gran influencia en el comercio electrónico y en los vendedores, pero que la entrada y las operaciones en estos canales son costosas, por lo que se considera una estrategia agresiva. Las principales son Taobao, Tmall, Juhuasuan, JD.com, etc.

Canal propio

La otra opción es vender mediante un canal propio como puede ser abrir una tienda en WeChat, principal herramienta de comunicación, promoción y pagos. Se considera una estrategia más orgánica, ya que permite ir creciendo con el mercado, a la ve que va aprendiendo del mismo.

No obstante, debido a los altos costes que supone abrir una tienda online en las plataformas mencionadas, existen otras alternativas más asequibles y enfocadas a las pymes. Una de estas alternativas es la que ofrece el grupo Alibaba, mediante la plataforma Taobao Global. También, para las pymes españolas existe la opción de exportar sus productos a través del Grupo Correos.

 

Correos dispone en la plataforma Tmall de un espacio para impulsar la venta de productos españoles en el país. El funcionamiento del mismo es el siguiente: La tienda de Correos actúa como una especie de incubadora o lanzadera, donde las pymes pueden probar la viabilidad de su producto y, poco a poco, ir construyendo su marca y su red de clientes. En el caso de obtener unos resultados satisfactorios y su marca ya es conocida, la pyme podría estudiar la apertura de una tienda propia en Tmall. No obstante, hay que señalar que el coste asciende a unos 12.000€ anuales, gastos operativos y de marketing incluidos. Dependiendo del producto, Correos puede recibir hasta un 25% de comisiones por ventas.

PROPIEDAD INTELECTUAL

Para terminar, hay que señalar que tener registrada la marca en el país de origen no garantiza su protección en China, ya que el sistema legal chino no reconoce las marcas registradas fuera de su territorio. Por ello, recomendamos que los vendedores registren su marca en China cuanto antes.

Si necesitas más información sobre tu estrategia de penetración en China, recuerda que nuestro departamento de comercio internacional está a tu disposición.