En la siguiente lectura se desgranan las características que definen la sociedad y economía de Taiwán, así como los sectores de oportunidad, con el fin de crear una base para todas aquellas empresas y particulares interesadas en exportar a uno de los países asiáticos en auge.

La semana pasada comenzamos la sección hablando de nuestro vecino Marruecos. En este segundo post de #conocelosmercados, hablaremos de Taiwán, considerado uno de los 4 “tigres asiáticos”.

DATOS BÁSICOS

Situada al este de Asia, Taiwán tiene una superficie de 35.980 km2, por lo que hablamos de uno de los países más pequeños en extensión. Además, se encuentra entre Japón y Hong Kong, lo que provoca que su localización geográfica sea uno de los puntos con mayor tráfico marítimo del mundo.

Con capital en Taipéi, se estima una población de 23,6 millones de habitantes y se caracteriza por un nivel alto de inmigración.

En términos económicos, Taiwán es la economía número 21 por volumen de PIB, con una deuda pública de 180 millones de euros. Un euro equivale a 34,63 TWD (nuevos dólares taiwaneses). Pero, si los motivos para visitar este país son negocios, decir que se encuentra en el puesto 13º de 190 que forman el ranking Doing Business, que clasifica los países según la facilidad que ofrecen para hacer negocios.

DEMOGRAFÍA Y SOCIEDAD

A pesar de la modernización y la urbanización establecida en la última década, continúa muy presente la sociedad tradicional china. La familia es el centro de la vida social y la tradición, de gran importancia, se refleja en los valores como la humildad, el trabajo y la lealtad.

Los taiwaneses muestran un enorme interés por las nuevas culturas. Demuestran una gran receptividad hacia las culturas occidentales. De hecho, les gusta los productos novedosos procedentes de otros países.

Cualquier persona que intente establecer una relación profesional o de negocios en Taiwan debe tener en cuenta el conocimiento de la persona y el intercambio de favores. Si se pretende entablar y conservar una buena relación con ellos, estos dos principios han de estar siempre presentes.

ECONOMÍA

La economía de Taiwán muestra un ralentizado crecimiento, que se ha visto mermada debido a la baja demanda de sus socios comerciales y a las tensiones entre EEUU y China. Las industrias taiwanesas se han visto perjudicadas con dicha guerra económica, lo que interesa a los productos electrónicos (son casi el 40% de las exportaciones), maquinaria y químicos.

Un sector servicios poco competitivo, unas infraestructuras insuficientes y aislamiento diplomático, son algunas de las características más significativas de su economía. No obstante, el crecimiento se verá apoyado por el gasto en salud y energía. Además, el Plan de Desarrollo de Infraestructuras modernizará la red ferroviaria y el suministro de agua.

COMERCIO EXTERIOR

Podemos decir que Taiwán se encuentra en superávit comercial con China, Hong Kong y Estados Unidos. Por el contrario, con la UE posee un déficit, importando aproximadamente 2.000 millones $ más de los que exporta.

Sus principales socios incrementaron sus exportaciones a la isla. China continental, principal socio, incremento un 13%, seguido de Estados Unidos, con incrementos de 5,73%. El principal descenso se ha visto en las importaciones de los Países Bajos, casi un 16%.

A Nivel europeo, el destino principal de las exportaciones taiwanesas es Alemania, seguido de Países Bajos y Reino Unido.

El principal sector de exportación taiwanés es el de equipamiento electrónico y maquinaria, acaparando el 44% de las ventas exteriores.

En cuanto a las importaciones, la dependencia de recursos energéticos provoca la compra a terceros países de combustibles y aceites.

COMERCIO BILATERAL CON ESPAÑA

Las relaciones comerciales entre Taiwán y España se caracterizan por un claro desequilibrio a favor taiwanés. Las exportaciones españolas al país asiático representaron 466 millones $ frente a unas importaciones de 1.342 millones $.

Con la apertura del mercado porcino, las exportaciones de nuestro país han crecido de una forma muy dinámica, siendo el segundo exportador. No obstante, la llegada de Canadá y Dinamarca, han sometido a nuestras exportaciones a una gran presión, por lo que esta tendencia alcista se ve amenazada.

Con todo ello, las relaciones bilaterales están por debajo de su potencial. Especialmente en lo referido a nuestras exportaciones. Aunque las exportaciones taiwanesas cuenten con un potencial de crecimiento mayor (demanda de España de productos de electrónica), los planes de mejora de las infraestructuras de Taiwán, ofrecerán nuevas oportunidades para los exportadores españoles que permitan equilibrar el comercio bilateral entre ambos países.

España sigue alejada de sus competidores principales, tanto en volumen de empresas como en el número de operaciones provocado, en parte, por el efecto que tiene China para las empresas españolas, desconociendo el gran potencial del mercado taiwanés.

Principales relaciones comerciales entre España y Taiwán durante el año 2018 (en miles de euros)

Gráfico de las exportaciones realizadas en 2018 entre España y Taiwán
Gráfico de las importaciones realizadas en 2018 entre España y Taiwan

Fuente: Aduanas.camaras.org

SECTORES DE OPORTUNIDAD

Los sectores que mayor interés pueden despertar para nuestras empresas son vehículos y medios de transporte, productos químicos y medicamentos. También pueden ser interesantes los productos agroalimentarios (porcino, vino y aceite), bienes de consumo (moda, muebles y artículos deportivos) y las energías renovables. En cuanto a servicios, el idioma y el turismo a España.

  • Sector agroalimentario: Es el sector con el mayor número de operaciones comerciales entre España y Taiwan. No obstante, se enfrentan a la competencia de empresas de otros países ya establecidos como Francia, EEUU o Australia. Por su parte, el porcino ha experimentado un gran crecimiento desde su apertura en 2014. Actualmente, España es el segundo exportador y supone casi el 10% de nuestras exportaciones.
  • Energías renovables: Es el sector con un mayor futuro prometedor, gracias a la competitividad de nuestra industria y por la demanda esperada.
  • Ciudades inteligentes: La administración de Taiwán da prioridad al desarrollo de sistemas de gestión de servicios públicos y nuestras empresas cuentan con una buena reputación en este ámbito.

 

  • Idioma: Se ha desarrollado un creciente interés por aprender una tercera lengua. Junto al inglés, los taiwaneses están interesados en aprender principalmente español y francés.